28 de abril de 2009

No a los tacos altos

Usualmente me gusta mucho recauchutarme, especialmente para las salidas nocturnas.
Me divierte mucho el maquillaje, los vestidos lindos y cancheros, pero si hay algo que no puedo tolerar son los tacos altos.
Hace más de 15 años que intento caminar con tacos, o salir a bailar sin éxito. Tras caminar 2 cuadras, los pies me duelen horriblemente y bailar pasa a ser una tortura china. De hecho mi marido me tiene prohibido los tacos, tras haber salido a bailar y querer volver a casa a los 15 minutos por el dolor de pies.

¿Cómo hacen los millones de mujeres que a diario van a trabajar en tacos?

Desde este blog le decimos sí a las zapatillas All Star de colores, y le solicitamos a los señores de Converse que por favor fabriquen este modelo en talle 7.5. Muchas gracias.

24 de abril de 2009

A hacer noni que ya son las 20.45!

Estoy acostumbrada a que se sale a cenar a las 10.30, se va a un pub a las 12, y si uno quiere bailar, no cae al boliche antes de las 2 AM.
Acá, en cambio, se cena usualmente a las 7.30 PM, se va al pub a las 8/9 y todos los boliches cierran por ley a las 2 AM.
Trasnochar siempre me costó bastante, y los nuevos horarios, si bien me hacen sentir una abuelita, me vienen bien.

Ahora, esto es un abuso total:

La ciudad lanza la "Noche de los Museos", eventos culturales nocturnos en museos y galerías de arte (Lo que en Buenos Aires se entendería como que "caemos al MALBA a las 00 hs") ¿Adivinen el horario?

Cierra todo a las 20.45!!!!!!!!!

Es una tomada de pelo.

22 de abril de 2009

It's not easy being green

Desde muy chica me copé con la ecología y el cuidado de los recursos naturales. Fui miembro de Greenpeace, y obligué a mi madre a que compre productos de limpieza ecológicos y a que cambie pesticidas por soluciones naturales.
Por ejemplo, una vez sufrimos de una invasión de hormigas, y las combatimos con rodajas de limón. Además tuve mi pequeña granja orgánica (hasta que un día mi padre le pasó la podadora... siempre tan amoroso).
Desde el año pasado me volví mucho más extremista, al punto de medir cada acción para asegurarme de ser bien green.

En casa:
  • Separamos la basura
  • Voy al super con mi propia bolsa de tela (en breve me compro un carrito como el de mi abuela)
  • Limitamos el uso de luz artificial
  • No usamos papel de cocina (esto fue durísimo para mi marido, que acostumbraba a secarse las manos cada vez con papel...)
  • Hacemos las compras en el Farmer's Market. Siempre vegetales de estación y de quintas orgánicas de la zona.
  • Cuando vamos de paseo llevamos nuestras propias cantimploras de agua que rellenamos cada vez.
  • Le decimos no a los descartables (todavía hay cosas que no se pueden reemplazar... pero ya va a aparecer alguna solución)
  • Tenemos plantitas muy lindas en el hogar que crecen a pasos agigantados.
  • No dejamos cargadores enchufados porque sí.
  • Salimos siempre de trekking y valoramos mucho el tiempo que pasamos al aire libre.
Hoy no sé qué haremos para celebrar el Día de la Tierra, pero por lo pronto, tengo pensado traer una plantita nueva al hogar.

Happy Earth Day!

18 de abril de 2009

No hay champagne

Ayer me enteré que legalmente no se puede hablar de champagne, a menos que estrictamente sea el vino espumante producido en Champagne, Francia. Aparentemente esta gente hizo un registro internacional de marca, y al menos en Estados Unidos, se respeta.
Ayer delineando menú y iada iada, me dan a probar el "vino espumante que usaremos para el brindis". Yo no entendía nada, pensé que la gente del catering era tacaña y nos escatimaban en champagne!

Desde este blog reclamamos el término champagne!

17 de abril de 2009

Odio los gimnasios

Tras haber decidido hace tiempo que detesto los gimnasios, hoy volví por primera vez en meses (años?) por invitación de una amiga, y recordé claramente por qué no debo volver nunca más:
  • Es MUY aburrido
  • Todas las minas estaban en bolas en el vestuario
  • Estaban además en bolas en el sauna y en el yacuzzi (señoras grandes, señoras muy gorditas, señoritas, todas todas en bolas).
  • Las máquinas vienen con pantalla de televisión incorporada, pero tenés que llevar tus auriculares (pequeño detalle, yo no estaba al tanto, por ende me RE embolé).
  • La gente no socializa. Cada uno con sus auriculares y con cara de me-estoy-re-esforzando-amo-el-gym-mirá-la-garra-que-le-pongo.
  • Hice elíptico 45 minutos mirando una pantalla en MUTE.
  • Las duchas en lugar de cortinas o puertas, tenían vidrios. Conclusión: me vine toda chivada a bañarme a casa (y en subte!. Sorry pasajeros, no fue mi intención).
  • Es MUY aburrido.

Estamos todos locos

Ya no saben qué inventar. Ahora, una aerolínea para mascotas, donde las personas no pueden viajar.

16 de abril de 2009

Sobre la curiosa vida de los vegetales en el hogar

Tengo una planta que cuando llegó a casa era así:


Y ahora está así:



(la del medio)

Resulta que le creció una rama enorme, que se mueve todo el día según cómo se mueve el sol. Yo la veo moverse... y la verdad me asusta.

¿Se convertirá en una planta carnívora un día de estos?

Fui a un vivero relindo el otro día y tenían estas plantas, más grandes, más chiquitas, pero ninguna con este brazo gigante que desarrolló la mía.

Yo la riego y le doy amor. No sé qué problema tendrá. Yo creo que es la adolescencia.

14 de abril de 2009

Felicidad

Me acaba de llegar un paquetito con...


La ciudad de las no estaciones

Viví toda mi vida en un país donde los inviernos son fríos, los veranos son calurosos, en la primavera comienza a hacer calor, y en el otoño comienza a hacer frío.

San Francisco, sin embargo, se comporta totalmente diferente.

Todo el año la temperatura ronda los 15°C, y las estaciones simplemente marcan cambios en las lluvias o neblinas.

En invierno, es la época de lluvias. Ni bien llegué, todo enero y parte de febrero llovió sin parar (ni un día de descanso!). No hay tormentas eléctricas, por ende nunca se escucha un trueno.
En verano es época de niebla. Casi toda la ciudad se cubre por una densa masa de neblina que trae frío y oscuridad.

Nosotros vivimos detrás de unas colinas bastante altas, y por eso tenemos casi todo el año de sol. Pero si uno quiere la casa con vista al mar... las chances de pasar más de 9 meses bajo niebla son muy altas. Es más o menos como vivir en Irlanda. Un bajón.

En primavera hay mucho sol (ahora) y hay flores por todos lados. Y festivales de todo tipo (ya ahondaremos en otra oportunidad en los festivales... son un tema aparte).
Otoño es casi igual que la primavera.

Se atribuye a Mark Twain la frase: "The coldest winter I ever saw was the summer I spent in San Francisco".

Ahora entiendo por qué mi marido no tiene ropa de abrigo, salvo su ropa de nieve que usa estrictamente cuando va de esquí.

Se dice además que en San Francisco habría tanto homeless en las calles por el clima... Aunque yo sospecho que hay alguna otra razón detrás. Ahondaremos en otra oportunidad en el tema homeless.

Por estos días, lo lindo de la primavera es salir de caminatas todos los findes. Siempre descubrimos algún lugar nuevo, algún parque nacional, o lago escondido.
Este sábado descubrimos Lake Lagunitas, que está muy escondido, y casi que no hay señalización. Rob dice que los locales lo hacen a propósito, así no se les llena de gilada.

Rob se re copó y ayer compró una parrilla portátil así nos vamos de asadito los findes. (es real, se le pone carbón o leña, no como muchas acá que son a gas!)

13 de abril de 2009

Moda Japonesa

Ya van varias chicas japonesas que veo con el mismo outfit: micro-mini + polainas (o media bucanera?) + taco aguja.

Observen algunos ejemplos:


Escuché por ahí que si sos diseñador web y buscás las últimas tendencias, deberías mirar sitios web japoneses. Se supone que todo lo que vemos ahora en la web surgió en Japón, y luego se copió al mundo occidental.
¿Pasará lo mismo con la moda?
¿Me verán paseando con este look en 2-3 años?

9 de abril de 2009

I'm in love

Desde que estuve el mes pasado en New York me enamoré mal y todo el tiempo me vuelven imágenes de lo que conocí.
El clima fue tremendo. El frío fue tal, que en un momento dejé de sentir mi piernas.
Pero es tan tan lindo...

Me quiero mudar al Upper West Side o al West Village.

Pasear por Central Park y comer cupcakes en lo de Magnolia los domingos.


7 de abril de 2009

I'll teach you how to Tango

Este sábado tenemos nuestra primera clase. Yay!

Cambio de Identidad

La mayoría de las chicas norteamericanas al casarse se cambian el apellido, y comienzan a usar el del marido.
Es una costumbre que tienen, es opcional, y es un tremendo garrón hacerlo. Los trámites incluyen:
  • Iniciar el trámite de cambio de nombre (podés hacer lo que quieras, cambiar todo tu nombre, sólo el apellido, o la gran Phoeby)
  • Hacer el trámite de cambio del registro de conductor
  • Cambiar el nombre en el Banco/ Tarjeta de crédito
  • Cualquier contrato que esté al nombre de la interesada (contrato laboral, alquiler, lo que sea)
  • Pasaporte
  • Obra Social
  • Tarjetas Personales
  • LinkedIn
  • Facebook
  • Twitter
  • Gmail/Yahoo/Hotmail o todo lo que uses
  • Tu blog si tenés
  • Tu perfil en toda clase de sitios/redes sociales
Ahora bien, una vez que se completan todos los trámites... hay que avisarle a todos los que te conocen.
¿Qué pasa con la gente que hace mil que no ves, y te quiere encontrar por algún motivo y como te cambiás el nombre nunca más te vuelve a ubicar?
¿Y si antes del cambio de identidad eras una celebridad en potencia? (claramente es mi caso)

Mucha gente me pregunta si me voy a cambiar el nombre. Y yo respondo: "Bueno pero en mi caso la ley no aplica, iada iada, sí sí, después vemos, consulto con mi abogada y te cuento, have a great day!".

Por lo pronto vamos practicando:

"Hi, my name is Julia Israch".

Update:

6 de abril de 2009

Update perruno

En San Francisco se puede llevar al pichicho en subte y de vacaciones en hotel (lo metés en la habitación como si fuera una criatura).
También puede acompañarnos a hacer todo tipo de trámites bancarios, ir a la farmacia, o a la librería del barrio.
Además esta casa es un éxito total en la zona.
También aprovecho a aclarar a nuestro querido lector Obi que un perro no sustituye a un marido, y que no por tener un marido una va a dejar de tener mascota. Se trata de dos entidades bien diferentes.
Nuestra querida lectora Naty, en cambio, tiró re buena onda y consejos para criar pichichos felices.

5 de abril de 2009

Paseos y quiero un perro

Ayer entre otras actividades, pasamos un buen rato en Dolores Park, la plaza que tenemos a 2 cuadras, que me recuerda mucho a Plaza Francia. Todo el mundo va a echarse al pasto los días de sol, y uno se lo pasa muy lindo y relajado.

La cosa es que mientras mi marido se quedó dormido roncando al solcito, me puse a observar un perrito divino, super alegre y energético.
Quise sacarle fotos, pero se complicó bastante por lo rápido que era. Corría tras su pelota como un rayo:



¿Y si tuviéramos un perrito? Nunca en mi vida tuve un perro... no sé ni qué hacer con ellos... pero este se veía adorable!

Los perros siempre me dieron miedo, son ruidosos, suelen oler muy mal, y requieren de muchos cuidados. Pero quizás es justo lo que necesito?

Por otro lado San Francisco es super dog-friendly. Podés llevarlo a cualquier lado (al súper, a cualquier local comercial, de viaje en avión con vos arriba si es chiqui, y hasta a un pub), hay playas especiales para perris (donde no es obligatorio llevarlos con correa, y lo pasan re bomba) y hay pet-shops donde te venden todo tipo de pavadas para el perro que son un encanto.

Sólo le daría comida orgánica, lo bañaría con shampoo Pantene, y le pondría ropa de colores.

Voy a analizarlo cuidadosamente.

2 de abril de 2009

Finanzas Personales

¿En qué gasta la plata la gente?

Últimamente me ha resultado muy útil armarme un presupuesto mensual para llevar mejor control de mis finanzas personales y tratar de ahorrar un poco.
Es curioso ver la escala de prioridades de otra gente, y cómo decide gastar su plata...

Hay gente que...

  1. Se pone todo el sueldo encima. Conozco a varias personas acá en SF que hacen todo su shopping en Barney's y Saks (casas que venden sólo prendas de diseñadores top). Esta gente por lo general no viaja, pero sí tiene una vida social muy activa, lo que implica altos costos en cenas/bares/tragos/taxis de vuelta.
  2. Viaja por el mundo. Otra gente que conozco se hace unos viajes increíbles, a los lugares más remotos/tops. No gastan en buenos hoteles, ni hacen shopping, y muchas veces prefieren parar en un hostel compartiendo habitación con 8 monos, con tal de no dejar de viajar.
  3. No viaja ni compra ropa cara. No salen a comer afuera, ni al cine. El mejor ejemplo es mi madre. Nunca en su vida fue a un spa, ni se hizo las manos, ni jamás se le cruzaría por la cabeza pagar para que le tiñan el pelo. Hace 35 años que está casada y en todo ese tiempo deben haber salido a comer afuera unas 15 veces en total. Tampoco piden delivery, ni toman taxi. ¿En qué gasta la plata? Tiene una señora que le limpia, tiene su auto, va a clases de yoga, taichi, natación, y compra ropa en casas como Portsaid (que no es re barato pero tampoco hablamos de alta moda). Eso sí: ahorra mucho.
  4. Gente que se endeuda con la tarjeta de crédito/ o créditos y paga autos, viajes, ropa que normalmente no podría pagar. Esta gente por lo general elige hospedarse en hostels cuando viaja, nunca paga taxis, y se hace cortar el pelo en academias de peluquería por los alumnos.
  5. Gente que compra todo tipo de gadgets o accesorios para la computadora, pero no gasta en arreglo personal, ni en comida. Hablamos concretamente de nerds/geeks.
  6. Gente que gasta fortunas en tratamientos de belleza (tratamientos modeladores, depilación definitiva, alisados de pelo, etc.) pero luego no puede pagar salidas, ni taxis, ni viajes. Se trata de la mayoría de mis amigas.
  7. Gente que tuvo hijos y ahora se da cuenta de que no puede pagar nada de lo anterior.
  8. Gente que jamás hizo un presupuesto mensual, no tiene idea de cuánta plata tiene, cuánto gana ni cuanto gasta. Jamás se endeuda. Hablamos concretamente de mi marido.
Mirando mi patrón de gastos, y tratando de definir en qué quiero gastar y dónde recorto... me encuentro con que gasto mucho en:

  1. Productos de belleza. Todos. Cualquier cosa nueva que sale y tiene buen packaging/branding llama poderosamente mi atención y no puedo dejar de comprarlo. Si ven el resumen de mi tarjeta, todo lo que hay es Wallgreens. (versión local y super completísima de Farmacity)
  2. Viajes: minibreaks de todo tipo, por lo general en la zona. Nunca me quedo en casa un fin de semana. (sin ir más lejos, el finde pasado nos fuimos de romantic-mini-break y lo pasamos re bomba).
  3. Tuve mi época de tratamientos de belleza, pero ahora estoy mucho más discreta. Sobre todo porque acá los tratamientos de belleza cuestan fortunas (USD 80 depilarse, así que imaginen)
  4. Amazon. Desde que tengo domicilio local, no paro de comprar todo tipo de cosas por Amazon. Mando todo a la oficina de Roberto, y siempre cae a casa con un paquetito de la felicidad. Compro libros, cosméticos, ropa, y mucho más. Me propuse a partir de este mes aflojar con Amazon, y de hecho hace una semana que ni les visito el sitio, y me desuscribí de todos sus emails con recomendaciones y super ofertas.
  5. Ropa: no compro nada fancy, pero siempre encuentro algo que necesito, o que está en super oferta. Por lo general compro en Old Navy (versión económica de GAP), algo en GAP, bastante en Zara y cada tando engancho alguna super oferta en Target. Además descubrí que los zapatos acá son más cómodos, y se consiguen a muy buen precio.
  6. Servicios online: GoDaddy, Ning, Guru... todo suma.
Por ahora estoy tratando de poner algo de orden y objetivos de ahorro. Mi marido es un cuelgue total. No tiene idea qué ingreso tiene, en qué lo gasta, y por qué. Y todos los meses le llega el resumen de la tarjeta y llama al banco a que le expliquen los cargos. Siempre resulta que es algo que pagó y no se acordaba... Por algún motivo, sin embargo, logra ahorrar (poco, podría ahorrar mucho más según mis estimaciones).

Yo me tendría que casar con un contador. O con el príncipe Harry!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails